lunes, 2 de mayo de 2011

TEATRO CAOS… LA AMBROSÍA DE LA ESPONTANEIDAD

El teatro caos, es una presentación sorpresa… un drama verídico, una ficción hiperrealista (que trasciende la realidad ordinaria) o una realidad ficcionada.
El mismo aparece inesperadamente tomando siempre por sorpresa al “espectador” sacudiéndolo de su rol pasivo meramente expectante, provocándolo e incitándolo a participar activamente. Como un cimbronazo, un sacudon a la cómoda somnolencia homeostática, proporcionada por las comodidades culturales y el letargo energético, consecuencia directa de contaminaciones recibidas a través del consumo de alimentos en mal estado (los cadáveres putrefactos del arte). El cine y la música, la pintura y la literatura, solo nos vuelven más estupidos. Consumimos la inmundicia psiquica de mentes muertas, destilando su aroma a putrefacción (su expresión artística). Incluso los más vanguardistas huelen a ignorancia.
Vivimos una vida aletargada e indigestada, pesada y somnolienta, debido a nuestras contaminadas influencias artísticas, y de la misma forma que una fruta podrida, contamina todo el cajón, así también se degenera nuestra expresión.
Teatro caos es una sorpresiva puesta en alerta… que al igual que la muerte llega inesperadamente, en forma repentina, destruyendo sin piedad y sin opción nuestro refugio en el mundo. Y del mismo modo que el oscurecimiento de la vida terrenal (la muerte) significa la entrada en la luz para algunos y en un infierno desesperante para otros , teatro caos representara la pura energía vital, fresca e incontaminada, consciente e iluminada que unifica los polos, que desintegra dualidades, que revela la ficción que existe en toda personalidad, unificándola con la realidad. Mientras que algunos lograran aprovecharlo como un despertar consciente, la mayoría huirá reacia, evitando su participación, escapando a la extinción de su moral, sin poder renunciar a su anticuada concepción del arte cómodo, completamente ficcionado, que apenas alude (con suerte) a alguna forma de “realidad”.
En teatro caos la ficción se convierte en realidad y la realidad se torna ficticia, puesto que nunca ha habido diferencias, nuestras antiguas ficciones intentaban representar al mundo, y nuestra vida real nunca ha sido más que una ficción inconsciente.
Los niños han sido aniquilados, vendiéndoles caros juegos de industrias (nuestras personalidades adultas y las variadas profesiones y oficios fabricadas por la industria), hemos ingresado en el monopolio de la imaginación, gobernado por un ente tirano y aburrido, en un juego inflexible y poco artístico, cuyas reglas y meta final es olvidar que se trata de un juego, adormeciéndonos mas en la creencia de un yo especifico, en un mundo rígido y determinado, donde aquello que somos es establecido por el juicio social, las leyes, la moral, la cultura, y no puede cambiar. Nuestro nombre y apellido, numero de documento, obra social, crédito hipotecario. Un juego de horror, la condena en un personaje específico por el resto de nuestras vidas. La peor de las prisiones. Cuyas únicas rejas son la convicción de que es real. Capturados en la creencia de la propia identidad.
Nuestro teatro caótico emula una esquizofrenia consciente e iluminada, una disolución de personalidades, una experiencia enteogenica colectiva, una desintegración de yoes, un juego consciente… la resurrección de extraños niños de estrafalarias mentes adultas desintegrando en su expresión espontánea todo resto de solidez, de identidad especifica… perdiéndose en la elevada armonía del caos, descubriendo la sustancia insensible del amor independizado de emociones y sensaciones condicionadas. Si, el amor del caos es infinito e insensible, impiadoso y absoluto. Un gobernante tirano que nos conquista con su poder, y se exhibe concientemente sin reparar en sus mascaras. De apariencia grotesca o sutil, noble o villana, consciente de su identidad nos conduce hábil y engañosamente hacia la realidad de su cuerpo amoroso. Puesto que es caótico, es también incondicional, no podes activarlo en el otro, usando elogios y ponderación, ni frustrarlo con insultos evitando así que lo experimente; el amor del caos se ha independizado de tu acción. Sus profetas están locos, terroristas para tu moral e idiosincrasia.

Teatro caos: La unión entre la vida y la ficción, una disolución de fronteras, el elixir del arte, su culminación, y paradójicamente, al fin, su nacimiento. Un cambio de paradigma, desde un arte irreal, forzosamente ficcionado, hacia una expresión liberada, una opera de proporciones infinitas. La disolución del arte en la propia vida. Un constante juego. La contemplación del infinito despliegue de personalidades, su irrealidad, y el positivo uso artístico de todas ellas.
Una personalidad realizada es aquella que ha erradicado completamente la creencia en la realidad. La esencia de la paradoja, un teatro de mentes iluminadas, que resplandecientes, con la energía de soles, riegan con los rayos de su expresión la iluminación interior.
“Teatro caos” es también un “teatro secreto” (como lo llama hakim bey) ya que no se trata verdaderamente de un teatro, sino mas bien de una trampa de liberación… un despertar repentino, un amanecer artístico, el frenesí energético que provoca con expectativas la reacción del corazón, o en su lamentable y esperable defecto, la reacción defensiva por parte de la personalidad culturalmente condicionada del espectador que no se entrega a su propia muerte y liberación. Una especie de juicio final que nos elevara o condenara, hacia las miserias o virtudes de nuestro propio interior, invocando siempre por el despertar y la redención.
Esperamos con jubilo y amor, impacientes y excitados bendecir de caos infeccioso nuestras salas de teatro, tentar y colapsar a las mentes adormecidas, lentas e indiferentes, hacia el coherente despertar de sus miles de manifestaciones. La locura divina. El despertar de los dioses. Una catarsis transformativa.
Un verdadero artista es como un soldado, enlistado en una misión superior, conquistando con poesía y divinidad, irrumpiendo con sus aliados dioses en las mentes humanas, hasta que el amor, se emancipe de requerimientos y condiciones sensibles, y toda estructura mental se disuelva en la armonía. Un asesinato a la moral y los prejuicios, la estupidez y la ignorancia. La verdadera guerra santa. La conquista del amor.

Maynun



jueves, 27 de enero de 2011

SINESTESIA: EL TUNEL DEL TIEMPO

Todos venimos del uno. Esta unidad es un vacío absoluto del cual fluyen las vibraciones que nos construyen. Estas vibraciones comienzan a bifurcarse separándose en distintos sentidos, construyendo toda nuestra realidad perceptible.
 Todos experimentamos el comienzo del universo apenas nacemos. Debido que hasta los 4 meses no podemos distinguir un sentido del otro, confundimos tacto con gusto, vista con audición u olfato, etc. Muy pronto, de la misma forma que el mundo es una bifurcación de millones de especies que evolucionaron a partir de un mismo organismo unicelular prehistorico, nuestros sentidos también comienzan a separarse, edificando nuestra experiencia sensorial actual.
 A decir verdad no existen diferencias entre la construcción del cosmos y nuestra vida individual. Ambos somos un mismo ser. Y esta verdad es revelada cuando experimentamos un estado de conciencia sinestesico.
 Nuestra infancia es como el núcleo de una célula, el código genético que hace posible nuestra experiencia actual. El tallo base donde se apoyan todas nuestras ramificaciones sensoriales, toda nuestra concepción de la realidad, el principio del universo.
 Los primeros recuerdos de nuestra infancia aun existen en nuestra memoria inconciente. Los mismos viajan como luces de estrellas por el “espacio” del tiempo. Estos recuerdos son el tiempo en si mismo, la materia de la que el mismo esta hecho. Son quienes construyen nuestro sentido de la temporalidad…  quienes dibujan y expanden el espacio de nuestro cuerpo y personalidad…  las luces viajantes de nuestro propio microuniverso. Somos completamente incapaces de recordar concientemente sentimientos o pensamientos pertenecientes a nuestra infancia temprana, con excepción de algunos pequeños detalles o episodios traumáticos. Sin embargo, los recuerdos aun se encuentran allí, intactos; y su esencia aun nos condiciona, aunque solo podamos percibir a la misma de igual forma que percibimos la tenue luz de una estrella lejana. Nuestras memorias existen en forma de trillones de luces creando el cielo nocturno de nuestra propia cognición.
 Es preciso comprender que todo el exterior perceptible es nuestro inconciente reflejado, ya que si estuviéramos perfectamente concientes de nuestra realidad, el exterior no podría existir,  sino que experimentaríamos absolutamente todo el plano material como partes indivisibles de nuestro cuerpo único. Por lo tanto todo aquello que podemos percibir externamente, animales personas, objetos, insectos, cuerpos celestes, fenómenos cosmológicos, son solo reflejos de nuestros aspectos psíquicos de los cuales aun estamos inconcientes. De esta forma viajar a otros mundos o desplazarse por el tiempo resulta muy sencillo.
Nuestro cuerpo físico esta construido por sensaciones, por nuestros sentidos bifurcados que crean nuestra percepción, cognición, y hacen posible nuestra experiencia humana. Inducirse a un estado sinestesico nos conduce  hacia la homogenización de los sentidos…  de manera que comenzamos a regresar por el mismo camino que transitamos en sentido contrario.
 Un estado sinestesico profundo es la base de toda nuestra experiencia humana. Es por esa razón que algunos autistas como los savants, pueden realizar cálculos matemáticos asombrosos, ya que la sinestesia funciona espontáneamente en sus mentes y ellos pueden leer las soluciones a los problemas en forma de colores, de igual modo que si una inteligencia extraterrestre les mostrara la respuesta. Las leyes físicas de nuestro universo son creadas por nuestra propia inteligencia inconciente, por nuestra propia sinestesia edificadora de la “realidad”, ya que esta, al bifurcarse, crea nuestros sentidos, a traves de los cuales desarrollamos nuestra cognicion, por medio de la cual, a su vez, se hace posible la existencia del mundo exterior; de esa forma a través de un estado sinestesico de conciencia nos resulta natural y sencillamente posible solucionar problemas matemáticos sin esfuerzo, o aprender a hablar perfectamente un idioma en apenas unos días. No se requiere de ningún esfuerzo, sino solo soltarse hacia la profunda inteligencia espontanea del caos. También es el caso de los chamanes, quienes pueden hallar objetos perdidos, descubrir o incluso curar la enfermedad de alguien mas induciéndose a un estado sinestesico por medio de alguna planta enteogencia. Este logra moverse fácilmente a través de la materia, ya que la ilusión física se disuelve en su propia conciencia, en su sinestesia, en su identidad fusionada con el plano físico. Por lo tanto, solo debe moverse a través de su cuerpo universal.
El chaman, con la percepción unificada de un dios, puede hallar un objeto extraviado debido a que dicho objeto esta situado en su interior. En formas sinestesicamente representativas el mismo revela su ubicación como si se tratase de un mensaje enviado en códigos lumínicos por una forma superior de inteligencia.
 De la misma manera que podemos movernos por el espacio, durante un estado sinestesico también podemos desplazarnos por el tiempo, ya que en dicha profundidad ambos (tiempo y espacio) comienzan a ser una misma cosa.
 Al observar una estrella con un telescopio muy poderoso vemos una imagen amplificada de la misma. La imagen no nos muestra el tiempo presente de aquella estrella, sino su pasado. Vemos una estrella prehistórica en el firmamento, ya que la luz ha viajado durante miles de años a través del oscuro espacio hasta llegar a nuestro planeta.
 Nuestros recuerdos también han viajado durante años a través del oscuro espacio de la mente, y sus luces aun llegan hasta la superficie de la misma, decorando nuestra personalidad, nuestra psiquis y estructura física con su influencia. Ellos son el diminuto codigo binario que construye nuestra experiencia actual. Ciertamente, al igual que cuando miramos el cielo, apenas podemos visualizar los minusculos brillos de nuestras memorias pasadas. Sin embargo al inducirnos a un estado sinestesico como puede ser a través de alguna sustancia, amplificamos todas las actualmente diminutas sensaciones casi olvidadas de nuestra infancia. A diferencia del torpe, oscuro e infeliz psicoanálisis, los estados sinestesicos se convierten en un viaje directo a la experiencia sensorial infantil. Un autentico viaje psicológico por el tiempo, el cual nos permite investigar con absoluta precisión, la construcción de nuestra personalidad, la originación de nuestros traumas, e incluso la forma de resolverlos. Esto es idéntico a viajar con una maquina psicológica y emocional a través del tiempo. Podemos entonces destrabar nuestros traumas psicológicos, y regresar a la superficie de nuestra mente liberados, sintiéndonos tan suaves como si los mismos jamás hubieran ocurrido.
 La razón por la cual no podemos liberarnos de nuestros traumas en el presente se debe a que experimentamos una ramificación emocional muy extensa del trauma, un crecimiento del mismo. Mientras que la raíz se halla intacta, completamente alejada y a salvo de nuestra mente conciente, escondida en el pasado, llegando a nuestra mente superficial como apenas un diminuto brillo, una pequeña sensación, o una ramificación de múltiples frágiles sensaciones, las cuales no son claras y no podemos reproducir.
 La sinestesia amplifica la actividad sensorial de la infancia, el origen de nuestra personalidad actual. Por medio de la amplificación de cualquier sensación que experimentemos en el presente podemos llegar al estado de conciencia infantil. Todas las sensaciones conducen a la niñez, todas nuestras ramificaciones contienen la misma raiz. Ya que cuando éramos niños, antes de que nuestros sentidos se bifurcaran demasiado, éramos mucho más sinestesicos. Por lo tanto no existe casi diferencia alguna entre experimentar un profundo estado sinestesico y regresar al estado de conciencia infantil. La única diferencia, es que al hacerlo, la mente conciente, superficial y actual es la que interpreta todo este viaje. Por lo tanto esto crea una paradoja evolutiva. Nuestra cognición adulta se mezcla con nuestra actividad sensorial infantil unificada. Es por ello que ocurre el fenómeno que interpretamos como sinestesico. Cuando somos niños no somos exactamente sinestesicos, sino que nuestros sentidos se hallan mas unificados.
La sinestesia enteogenica ocurre al unificar ambos polos, nuestra cognición adulta, (nuestra mente superficial, bifurcada, multisensorial) con los recuerdos unificados de la infancia. Esta fusión crea un despliegue interminable de patrones, un lenguaje de espontaneidad absoluta, de infinitas representaciones, devastando suavemente la torpe modalidad de pensamiento forzada y unipolar de los seres humanos. La inteligencia consciente encontrando y conscientizando la inteligencia inconciente que la construyó y de la cual forma parte. Esta actividad sinestesica es la base creadora de la futura mente de la humanidad.


VIAJE FISICO POR EL TIEMPO

Aunque solo hemos mencionado que es posible viajar por el tiempo con la psiquis y las emociones, es también posible hacerlo físicamente. Ya que mente y materia son lo mismo. E=mc2 significa que la materia disparada a la velocidad de la luz es energía. Solo se trata de una cuestión de velocidades. Cuando nuestro pensamiento alcanza un estado de conciencia paradójico, la unipolaridad humana (que hace posible la realidad física perceptible) se disuelve, nuestra mente es disparada a la velocidad de la luz y el cuerpo físico desaparece. Es entonces cuando nuestros sentidos comienzan a desintegrarse, mezclarse y perderse regresándonos emocionalmente a nuestra infancia. Sin embargo si esta experiencia se intensifica aun mas, podemos llegar a rematerializarnos literalmente, y sin perder nuestra cognición actual en otro espacio físico en el cual hemos vivido antes.
 El pasado no es algo que ha simplemente ocurrido. O bien jamás sucedió, u ocurre constantemente durante toda la eternidad. Un segundo es eterno, pero nosotros pasamos muy rápidamente a través de el. El mismo segundo sigue allí inmóvil, estático, pero nuestra mente se ha alejado. Hemos crecido como un árbol…  y nuestra última hoja naciente (nuestra mente actual) se halla extremadamente lejos de nuestras raíces. Sin embargo desde un punto de vista quintudimensional nuestras raíces siguen allí y forman parte de nuestro entero, alimentan y condicionan nuestra experiencia presente.
 La mente recepciona todas nuestras experiencias igual que una computadora. Incluso en este mismo instante ingresan un montón de diminutos detalles en tu campo visual de los cuales no sos conciente. Como una diminuta mancha en la pared, o una marca en la madera de la puerta. Posiblemente jamás te hayas siquiera percatado de ellas. No obstante, tu mente inconciente si lo hizo. Con sus archivos profundos la misma es capaz de reproducir en forma exacta cualquier cosa que haya experimentado, incluso aunque no la recuerdes concientemente, incluso cosas que jamás hayas registrado concientemente. De hecho ahora mismo, nuestra existencia material podría ser la reproducción de un simple recuerdo inconciente. Tanta información recibe la mente en un segundo, que procesarla toda nos llevaría una eternidad, literalmente. Un solo segundo de información podría llevarnos vidas y vidas enteras de experimentación conciente. La mente recibe mucha mas información de la que puede procesar. Y es por eso, que en sus cómputos, se halla la construcción de todo el plano físico perceptible, nuestra experiencia sensorial, el tiempo, y experiencia humana.

Viajar por el tiempo físicamente es posible si uno amplifica las sensaciones de la infancia. En este caso la amplificación tendrá que ser demasiado intensa, tanto que lo que antes experimentábamos como un regreso a emociones pasadas, terminara siendo un retorno físico a un determinado momento y lugar en la infancia.
 La mente posee en sus registros hasta el mas diminuto detalle, recibido en cada absoluta fracción de segundo desde nuestro nacimiento hasta la actualidad (también desde antes de nuestro nacimiento por supuesto, pero ahora no analizaremos eso). Ella puede recrear cada detalle al punto de reproducir el pasado en forma exacta sin que exista diferencia alguna con la experimentación real del presente. Esto seria entonces un autentico viaje físico por el tiempo, y no solo un recuerdo del pasado, ya que el presente también es una reproducción de la mente, basada en recuerdos almacenados en el inconciente, desplegados por nuestra inteligencia caótica interna, por los cómputos sinestesicos de nuestra mente profunda.
 Sin perder nuestra apariencia actual podríamos sentarnos en los bancos de nuestro jardín de infantes o presenciar nuestro propio nacimiento. Por medio de la información recibida a nuestra mente inconciente en el pasado y almacenada en la misma, podemos recrear aquel momento.
 Parecería imposible observar algo como nuestro propio nacimiento, ya que no lo hemos registrado en la conciencia cuando niños, sin embargo nuestro oído, ojos, tacto, gusto y olfato han estado abiertos a aquella experiencia y toda la información ha penetrado por medio de ellos. Es por esa razón que podríamos estar de pie en la sala de parto en el momento que nacimos. Ahora ya hemos desarrollado la interpretación visual, auditiva, etc. Viajando por los conductos sinestesicos hemos de regresar a la memoria sensorial infantil reinterpretándola con nuestra cognición y mente actual. Abriendo nuestros ojos adultos en nuestra experiencia infante.

Tal es el caso de Daniel Siebert, quien tras usar un extracto puro de 2mg de salvia divinorum (una dosis exageradamente elevada) vivenció una regresión física por el tiempo. Esta sustancia puede conducirnos en cuestión de segundos, desde nuestra sensaciones actuales hasta el origen de las mismas, llevándonos a experimentar psicológicamente nuestros primeros años de vida.
 Mientras que esta experimentación psicológica puede ocurrir usando una dosis moderada, una tan elevada como 2 mg puede recrear una experiencia completamente real.

A continuación, la experiencia de Siebert...

De pronto me encontré en un confuso e inestable estado de conciencia sin idea alguna sobre a dónde habían ido mi cuerpo y para el caso, mi universo... Sabía que algo había salido mal y desesperadamente quería regresar al mundo "real". Buscaba en mi memoria tratando de recordar mi sala. Estaba sentado en ella justo antes. Trataba de recordar la posición de mi cuerpo. Cualquier cosa, sólo algo que me hiciera reconectarme con el mundo "normal". Pero entre más buscaba un pequeño rastro de "normalidad" para aferrarme a él, más se me mostraba otra cosa. En algún punto pensé que lo que había dejado atrás en realidad no existía. Era sólo un sueño efímero… Así es que decidí detener mi pánico y simplemente relajarme. Después de todo no había lugar al cual regresar. Estaba totalmente convencido de que ese estado de conciencia era todo lo que siempre había existido...
De repente me encontré parado en la sala. Los efectos de la sustancia se estaban desvaneciendo. La confusión se disipó y regresé al mundo físico. Miré a mi alrededor feliz de estar de regreso. ¡Pero vi que algo estaba mal! Esa no era mi sala. Era la sala de mis difuntos abuelos maternos. Y estaba amueblada como estaba cuando era niño, no como después lo estuvo. Lo más extraordinario era que era el mundo real, no un recuerdo o una visión. Yo estaba realmente allí, y todo era tan sólido como el sillón en el que estoy sentado ahora. De repente me di cuenta de que aunque me las había arreglado para regresar a mi cuerpo, de alguna manera había terminado regresando a un punto equivocado en la línea temporal de mi existencia física. Estaba convencido de que me hallaba atorado en esta situación y que tendría que continuar mi vida desde este punto en mi pasado. Me invadió el pánico, traté desesperadamente de recordar dónde se suponía que debería de estar. Perdí nuevamente la conciencia de mi mundo físico, y me encontré otra vez sin cuerpo; perdido. Entonces ocurrió de nuevo. Me encontré a mi mismo rearmando mi conciencia en el mundo real. Y otra vez, tan pronto como vi todo con claridad, me di cuenta de que aquella no era mi casa, era la de un amigo mío. Entonces otra vez me entró el pánico y perdí la conciencia.
El ciclo se repitió al menos 7 u 8 veces. Siempre me encontraba en un cuarto familiar. Algunos de estos lugares eran de mi infancia y algunos de mi pasado más reciente. En ese estado coexistían todos los puntos temporales de mi historia personal. Uno no antecedía al siguiente. Aparentemente, si lo hubiese deseado, podría haber regresado a cualquier punto de mi vida y habría estado realmente allí, porque realmente estaba sucediendo allí mismo... Entonces, en algún punto realmente me encontré de nuevo en mi casa… el mundo físico comenzó a funcionar correctamente de nuevo. Conforme el efecto comenzó a ceder… recordé que había probado un extracto y que éste debía ser responsable de lo que me acababa de ocurrir, me sentí extático. Literalmente estaba saltando de alegría. Quería decir "¡¡¡Eureka!!!". Caí de bruces en la esencia psicodélica de la Salvia divinorum. Tomé una pluma y traté de escribir unas cuantas notas mientras la experiencia seguía fresca. La primera cosa que escribí en letras GRANDES fue: "ES LA LOCURA TOTAL". Después: "RAZGANDO LA TELA DE LA REALIDAD". Después: "Esto es demasiaaaaaaado fuerte. Es razgar la tela de la existencia. Es la locura. ¡Gracias a Dios que sólo duró 10 - 15 minutos!"… No me podía estar quieto. Tan pronto como me sentaba me sentí impelido a levantarme.”

 Debemos comprender que los objetos no existen verdaderamente, el mundo que observamos no son mas que sensaciones. Un placard nos produce una sensación, un auto otra, las mismas son tan diminutas e inconcientes que no podemos percatarnos de ellas, sin embargo si no sintiéramos al auto no podríamos verlo, ver y sentir es exactamente lo mismo, la visión es mera sensación, también la audición y el resto de los sentidos. Por lo tanto el plano físico no esta compuesto mas que de sensaciones. Todos los objetos externos que percibimos son solo sensaciones, y es por esa razón que han de quedar archivados en la mente. Igual que un video juego codificado en un pequeño disco. Si no lo reproducimos, no lo podemos ver. No podemos jugarlo en el diminuto código invisible impreso en el disco, necesitamos reproducirlo para que tenga sentido, en caso contrario es invisible. Lo mismo ocurre con nuestra memoria inconciente. La misma puede ser reproducida a la perfección, siendo absolutamente real.

 La mente de Siebert reprodujo la antigua casa de sus abuelos, hasta en sus mas infimos detalles, siendo para el una experiencia real y tangible para todos sus sentidos, sin ninguna diferenciación con la “realidad”. Aquello ocurrido no fue una alucinación; fue un verdadero viaje por el tiempo. Una reproducción compleja de recuerdos, que llegó a realizarse materialmente, violando las leyes del tiempo.
  El plano físico es una serie infinita de sensaciones que quedan almacenadas, codificadas sinestesicamente en la mente…. El pasado físico existe como un archivo diminuto codificado eléctricamente en nuestra memoria, y de la misma manera que un disco es capaz de reproducir la imagen de una película cifrada en ceros y unos, nosotros podemos también reproducir los archivos de nuestra memoria, las sensaciones de los objetos registrados en el inconsciente, regresando literal y realmente al pasado vivido. Al amplificar una sensación comenzamos a sentir un olor o ver una imagen. Mientras mas se intensifica mas tangible se vuelve aquella imagen. Si logramos penetrar con una profundidad quántica en estas sensaciones los objetos relacionados con ellas comienzan a aparece no solo como imágenes proyectadas en nuestra mente, sino que se vuelven tangibles.
Vale aclarar, que del mismo modo, cualquier tipo de “alucinación” que tengamos durante una experiencia enteogena no es más que la amplificación de alguna determinada sensación física; del contenido mental magnificado, adquiriendo una forma arquetípica; tomando una apariencia interpretable visualmente, exhibiéndose con aspecto de “deidad”.  Una sensación mostrando otra dimensión de si misma, en la cual posee imagen, cuerpo y personalidad. Posiblemente las mismas adquieran la apariencia de animales, extraterrestres, formas geométricas, cuerpos celestes, algún dios... El universo mismo reside en nuestro interior, y no es mas, que nuestro microcosmos sensorial traduciéndose externamente en imágenes, aromas, sonidos... ya sean físicos y tangibles (creando la “realidad” física en el estado de vigilia)  o “alucinógenos.”

 Los objetos que vemos todos los días, son sensaciones visuales fuertes, burdas, los objetos que podemos tocar son fuertes sensaciones táctiles.
 La razón por la que un viaje por el tiempo no podría ser menos real que nuestro tiempo presente en el plano físico se debe a que el tiempo presente también es una ilusión de la mente. Los objetos son proyecciones estables. La física quántica ha descubierto que los electrones funcionan como partículas y como ondas en simultáneo, dependiendo únicamente del observador. Si un ojo humano los observa, los mismos adquieren una ubicación determinada, presentándose como materia, en cuanto dejamos de mirar cambia su función al de una onda. Por lo tanto, cuando no observamos algo el mundo material deja de existir, se convierte en ondas. Eso revela que el plano físico en realidad no existe, o más bien es relativo a la percepción de cada expresión individual del ser. Existiendo para nosotros como una conspiración sincrónica de nuestro inconciente colectivo, en donde todos los humanos interpretamos las mismas formas. De esta manera logramos comprendernos y formar parte de una misma especie. A pesar de experimentar individualidad, compartir estas asociaciones sensoriales con otros individuos nos convierte en un solo ser unificado, en una especie determinada, creando la ilusion de realidad de este mundo que todos compartimos, que todos los humanos interpretamos básicamente del mismo modo. No obstante, es importante comprender que los objetos perceptibles y todo el plano físico son una alucinación sinestesica, la materialización de determinados recuerdos sensoriales archivados en nuestra memoria cósmica, la reproducción de nuestro código binario hecho de polos opuestos. Por lo tanto, una amplificación radical y extrema de las sensaciones del pasado resulta en un autentico viaje a través del tiempo; hacia cualquier momento de nuestras vidas, o hacia cualquier espacio, realidad o dimensión existente en nuestro peregrinaje cósmico La materialización exacta de nuestras sensaciones (objetos y realidades) pasadas, tal cual las reprodujimos en aquel entonces. 











Poseemos un cuerpo y cognicion hechos de sensaciones...   hechos de memorias

viernes, 4 de septiembre de 2009

EL ESTALLIDO DE LA MENTE


-->
Los seres humanos evolucionamos al comenzar a usar enteogenos. Nuestra mente se expandió repentinamente. Una explosión lumínica psicodélica surgía en el cerebro humano por primera vez. Aquella energía fue tan grande que obligó al primitivo raciocinio humano a esforzarse por comprender aquello tan extraño que comenzaba a suceder en su mente. La fusión del cerebro con estas formas de vida (los enteogenos) estableció una comunicación en la que las plantas dieron vida a zonas muertas o dormidas de la mente que despertaban a la vida con autonomía. La parte racional de la mente humana debía esforzarse por entender esta actividad mental autónoma que parecía ser ajena a su propia realidad. El esfuerzo por comprender dio lugar a las primeras formas de expresión conscientes en el hombre, los primeros símbolos.
Hoy sabemos que las primeras pinturas rupestres datan de hace mas de 30 mil años, y que las mismas fueron creadas por los “chamanes” de la época. Muchas de estas imágenes muestran animales con auras, flotando, o seres de aspecto extraño. La explosión psicodélica libero al hombre de un estado rutinario de conciencia que llevaba cientos de miles de años condicionándolo. Este estallido de misterio y diversidad de imágenes nos obligo a explorar, a dirigir nuestra atención y penetrar con ella; descifrar, explicar, comprender, transmitir. Esa intencion de busqueda y transmicion constituyen las bases de nuestro lenguaje, de nuestro estado mental y sentido de realidad. Adquirimos el dialecto… lo cual no es mas que una evolución del instinto. Todos los focos de atención dirigidos a esta área con bases en la comprensión y transmisión.
Un estallido de luminosas imágenes con formas determinadas comenzaba a manifestarse en el oscuro reino interior del hombre. El espacio negro de la mente se llenaba de formas y colores. Las personas dejaban de vivir solamente en el exterior. Ahora debían interpretar imágenes y transmitir sus significados a los otros. Estas imágenes estaban asociadas con el mundo que conocían externamente, lo cual los ayudo a comprender aun mas el entorno y poder modificarlo. La existencia empezaba a tener sentido y significados. El ser humano comenzaba a encontrar y perderse en el infinito, expandiendo su mente, escapando de su oscuro inconsciente.
En la actualidad la enteogenia nos libera de esta forma expresiva llevándonos a la manifestación primordial… nuevamente al instinto, a la raíz de la intención de busqueda. Sin perder nuestra capacidad de entendimiento actual (ganada en los últimos milenios) volvemos al origen, dejamos atrás la ignorancia nuevamente para dar un próximo salto, desde la base; y al regresar a la superficie de la cultura uno vuelve con mas impulso, dirigiendo también a quienes lo rodean a dar un paso mas alto en la expresión humana.
El ser humano se independizara del enteogeno cuando su intención no forzada por agentes externos pueda despertarlo mas al misterio que lo que logran despertarlo la “energía” de las plantas. Mientras tanto solo podemos tener esperanza en que despierte el espíritu autoboicotcotista en contra de nuestra ignorancia y conformismo. De tal forma que haremos lo que sea necesario para “despertar”, para comprender en profundidad. Este será el principio de la construcción de una intención por entender los misterios.
Este autoboicot consiste en inducirse a viajar a la profundidad incluso en contra de la propia voluntad. Saboteándola, no dejándole salida. Tomando el enteogneo no con deseo, sino con valor. Es muy común sentir ganas de tomar una planta pero notar que nunca es el día para hacerlo. Aunque anhelemos la idealización o el pobre recuerdo subconsciente de lo beneficiosa que es esta experiencia, la mente superficial nunca quiere hacerla. Ella sabe que es su fin, no puede desearla. Nuestra expresión en esta área superficial de entendimiento tiene vida propia y no quiere perecer. No entiende que no morirá, que solo cambiara, evolucionara. Trascender nuestro ego es dejarnos llevar. Dejarnos llevar es aceptar, en plenitud, la realidad mas fuerte que la existencia nos traiga.
El hombre actual vive inconsciente en esta forma de expresión superficial en códigos, como las palabras, ya todas han perdido su sentido consciente. No son expresiones artísticas como lo fueron en su origen; hoy son tratadas como ceros y unos.
Lamentablemente la mentalidad del humano promedio no dista demasiado de la mentalidad del hombre de las cavernas. Su cultura no es inteligencia, sino herencia… un software mas evolucionado funcionando lento y trabado dentro de un hardware primitivo. Nuestra herencia son como archivos virtuales de conocimiento… somos buenos procesando información pero no tanto generándola... Un computador parece inteligente, pero no lo es, no tiene conciencia propia. De esta misma forma el hombre procesa información, pero sin conciencia, sin inteligencia real.
Somos cavernícolas ricos en símbolos, imágenes y asociación. Millonarios en simbología, los reyes de la caverna. Pero esta riqueza no nos hace precisamente mas evolucionados. Un hombre de la historia primitiva, penetrando en los misterios de la mente, descubriendo y creando el lenguaje, es infinitamente mas evolucionado que el ser humano promedio. Este cavernícola estuvo lleno de inspiración, rompió con estructuras mentales que llevaban millones de años condicionando la mente humana. Estos hombres vencieron fuerzas gravitaticonales que mantuvieron al ser humano en un determinado estado de conciencia por medidas inconcebibles de tiempo. La inspiración y genialidad de los primeros hombres en expresarse posiblemente no sea comparable a ninguna otra forma de genialidad que haya existido hasta ahora en nuestra historia debido a que ellos han formado parte del gran y último cambio de paradigma de nuestra especie. El resto de los descubrimientos que la raza humana ha hecho han sido especulaciones de un lenguaje ya formado. Por otra parte, la creación de este ha logrado cambiar en tan solo unos miles de años, millones que los antecedieron. Ese salto evolutivo ha sido la muerte de un antiguo ser, el perecimiento de un estado de conciencia que reencarnaba como el principio de esta forma dialéctica y entendimiento de la “realidad” que hoy concebimos.
Por lo tanto, como hijos de la historia hemos heredado los méritos del esfuerzo de aquellas mentes que penetraron el misterio y lo comprendieron. Nuestra simbología dialéctica también evoluciono con los posteriores esfuerzos. Sin embargo el salto quántico solo se ha dado una vez en los últimos 30 milenios.
La civilización actual debe saturarse y revasarse de lenguaje para poder observar la banalidad del mismo, logrando de esa manera trascenderlo. Este es simplemente un proceso de maduración, como agotarse y caer dormido al llegar la noche. Algo que sucede inevitablemente cuando el organismo se satura de actividad. Pero uno podría preguntarse: ¿si este es un proceso natural, porque forzarlo?... Porque nuestro esfuerzo es el proceso natural. Sin nuestro esfuerzo aun seriamos polvo. El universo es mente evolucionando, comprendiendo su entorno de diversas formas y cada vez con mas velocidad. 
El universo continúa en expansión, pero esta al igual que la expansión lingüística del hombre es simplemente un desarrollo consecuente a un gran estallido de conciencia, uno tan inmenso que aun continua creciendo. Nuestra dialéctica en símbolos todavía se expande, sigue desarrollándose en formas de evolución del lenguaje. Sin embargo este desarrollo es simplemente una prolongación de aquel cambio de paradigma que se dio milenios atrás.
De igual manera evoluciona el universo. La ciencia ha descubierto que el big bang duro una fracción imperceptible de tiempo… en la que paso de ser una partícula mas diminuta que un átomo a medir decenas de años luz de tamaño. Tan inmenso y veloz fue su surgimiento que el mismo continua expandiéndose tras haber ocurrido 13 mil millones de años de aquel hecho. Sin embargo este crecimiento es impulsado por aquella fuerza, aquella explosión. Al igual que la historia de nuestra mente y lenguaje el universo crece bajo la ley de aquel antiguo cambio de paradigma y desconoce que hubo antes de que este tuviera lugar.
El big bang es un relativo comienzo de nuestra mente. Esta se expande desde entonces y ha llegado a convertirse en la mente humana. Pero todas las mentes son una sola en verdad, lo que nos separa es el espacio tiempo. El núcleo del universo es el pasado de nuestra propia mente en expansión a través de este viaje mental que llamamos espacio tiempo.

-->
El cosmos es un dibujo de nuestra realidad individual e infinita. La ciencia aun desconoce que al mirar por un telescopio al espacio observa su profundo interior, y que al medir años luz, calcula la distancia que hay entre su mente y la realidad que observa.
Cuando nuestra comprensión evolucione ya no habrá años luz de distancia entre las estrellas y nosotros.
La lejanía que existe entre el núcleo del universo (su comienzo) y nuestro planeta, es la misma distancia que hay entre nuestra mente superficial y el mas profundo nivel de inconsciente. La mente humana se estira junto al universo espacial desde el gran estallido. Su núcleo y nuestra mayor profundidad psíquica son idénticos y la distancia entre ellos y el mundo en el cual vivimos es la misma.
Aunque deberíamos entender que el cuerpo no podrá viajar hasta el núcleo del universo… Tantos miles de millones de años luz tal vez sean demasiado. Sin embargo nuestra mente tampoco podría lograrlo, ya que es esta quien crea nuestra concepción del cuerpo y por lo tanto ambos son una misma cosa. Los dos deberán cambiar. Cuando nuestra comprensión sea lo suficientemente profunda el cuerpo se relativizara, el tiempo lucirá diminuto y la luz nos parecerá lenta. Aunque este cambio parece estar a millones de años de hoy, la experiencia entegoenica nos muestra que esta solo a un darse cuenta de distancia. A esta altura esa debería ser la única medida de tiempo y espacio que usáramos… “darse cuenta”.
Los seres humanos aun desconocen que la realidad que viven, sus sentidos, percepción e interpretacion, no autentifican el universo solidó que perciben (la teoría de la relatividad y la fisica cuantica no parece haberlos ayudado mucho). El universo es mente interpretando, por lo tanto jamás es igual y ni siquiera existe en términos de realidad sólida o determinable. El se interpreta distinto desde cada fracción de si mismo. Se interpreta desde la galaxia y también desde la estrella; se interpreta a su vez desde la tierra, desde el hombre, y en diferente forma desde nuestras células; también desde cada átomo.
Lo que podemos percibir no es una determinación del cosmos y su realidad física, sino mas bien un mapa… una obra de arte, una guía que sirve para orientarnos sobre nuestro nivel evolutivo. La luz y su velocidad son el modo en el que nuestra mente viaja en formas sutiles de las que aun no estamos concientes, por eso observamos ese fenómeno como algo ajeno, separado de nosotros. Las estrellas y las galaxias son los distintos sistemas enteros de “realidad” que aun nos quedan por explorar… y en la medida que nos acerquemos a esas “realidades” los años luz iran desapareciendo. La ilusión de tiempo y espacio comenzara a desaparecer y pronto todos seremos un fenómeno cuantico. Las estrellas se acercaran a la tierra… Nuestro cuerpo ha crecido o el universo ha empequeñecido… lo cierto es que todo estará separado por diminutas fracciones de tiempo y espacio. La mente se ha sutilizado hasta volverse absoluta, universal. 13 mil millones de años se interpretaran como se interpretaria su edad un octogenario. Al regresar a su origen la mente humana recordara ser tan vieja como el cosmos. La conciencia le otorgara al hombre una mente universal y por lo tanto un cuerpo universal.
Posiblemente la teoría del universo en expansión que luego comenzara a contraerse (big crunch) sea la forma en la que el cosmos nos haya revelado el trayecto y destino de nuestra mente… separándose exageradamente, perdida en la ilusión eternamente, alejándose cada vez mas del núcleo (su inconsciente, su origen, el principio del universo) para luego volver a contraerse, volverse uno. Este dibujo cósmico, nos guía, nos orienta, como un maestro, como un oráculo; un vistazo al futuro, a nuestro inmenso cuerpo. La astronomía y la astrología se unen entonces para revelarnos el verdadero significado de nuestra “realidad”. Solo tenemos que aprender a interpretarla.
Nuestro pasado, aquello que hemos dejado atrás y olvidado hace eones se volverá el futuro, entonces el tiempo desaparecerá. El día que el hombre comience a ir hacia su interior, será el día en que el cosmos emprenderá su regreso al núcleo.
Todo cambiara su rumbo. Los extremos mas opuestos volverán a ser uno.




sábado, 15 de agosto de 2009

CANNAFASCISMO… EL ADOLECER SURREALISTA


El surrealismo es en esencia mucho mas que un genero artístico. El surrealismo es un ser que ha caído victima de los encasillamientos. Ha caído preso del género y la técnica. El surrealismo al igual que toda nuestra herencia cultural, religiosa o artística se ha dogmatizado... y con ello ha perdido también su verdadero significado.
El surrealismo es una forma de representar el subconsciente, una radiografía de la mente, el descubrimiento de su esqueleto, articulaciones, y células. Mucho más que arte, una ciencia. Un descubrimiento, una forma de explicar el origen del cual provienen nuestros pensamientos conscientes; es la estructura sinestesica de la que esta hecha toda nuestra “realidad psíquica”.
Cristianismo, capitalismo, comunismo, psicología, arquitectura, filosofía… todo tiende a ir perdiendo su espíritu, se dogmatiza e industrializa, entonces pasamos a tener solamente técnica sin inspiración, cuando originalmente toda técnica surgió como consecuencia de la inspiración. La técnica fue creación del espíritu y no al revés. Los artistas están muertos y hoy solo nos quedan doctores, teólogos del arte… como antropólogos que investigan el comportamiento de una cultura extinta, una civilización que desconocen. Filósofos que interpretan filósofos antiguos. Arquitectos que copian antiguos estilos étnicos, (no importa que tan buenos plagiadores logren ser, sus construcciones siempre serán grotescos rectángulos como sus universitarias mentes). Comunistas legales, cristianos malditos, ni hablar de los músicos que realizan extrañas y fingidas contorsiones de su cuerpo mientras tocan sus instrumentos. Todo esto, si bien luce surrealista, es el fin de la expresión plenamente conciente, profunda y sincera, el fin del surrealismo; ya que en su momento la aparición del mismo fue la resurrección del arte, al igual que hoy lo es el cannafascismo.


Pero el surrealismo no ha alcanzado hacernos cruzar la frontera del subconsciente (al menos no a nivel colectivo). En vez de eso ha logrado ser incorporado a nuestra dieta diara de mediocridad. Convertido en un lujo, en una banalidad, algo más que consumir para matar el aburrimiento, o una técnica más que aprender para sentir que ocupamos un mejor lugar en el mundo (inflar nuestros egos).
El surrealismo como una forma de sinestesia fue un resurgimiento del arte, una desdogmatizacion, un retorno al origen, una experiencia enteogena colectiva para la humanidad, una especie de satori; en efecto, al igual que el cannafascismo, una revolución en potencia.
Y se que muchas obtusas mentes antirrevolucionarias pensaran que asociar el cannafascismo al surrealismo o la revolución es ególatra y ambicioso, pero hacer esta asociación es verdaderamente surrealista, mientras que aquella limitada forma de pensamiento es la modalidad mental dogmatizadora que ha envenenado toda forma de arte y revolución; ya que son las mentes las que dogmatizan, esas mismas mentes unipolares que dan forma, contorno y limitan al cannafascismo al considerarlo una logia o una forma particular de pensamiento han también encasillado al surrealismo en su momento y en la actualidad.
Por lo tanto el cannafascismo es un renacimiento artístico, ya que el mismo surge siempre por medio de la eliminación de todo dogma, sin perder al mismo tiempo cuerpo e identidad… ya que sin técnica nombre o apariencia tampoco habría una obra. Necesitamos una mente y sus pensamientos para entender la nada, de igual forma necesitamos una obra para expresarla. Esto es el cannafascismo y su correlación de opuestos, la eterna paradoja y el limite del pensamiento, el origen de la expresión, el origen del arte y el surrealismo. Entonces, no es el surrealismo como genero una herramienta de revolución, sino que el surrealismo se vuelve revolucionario al ser tomado como una forma de comprender y expresar más profundamente el inconciente humano. De esta forma puede decirse que el cannafascismo es un renacer surrealista, y una ampliación del mismo, una manera mas abarcativa de surrealismo. Un modo de liberarlo de la celda en la que ha sido puesto por tanto tiempo; y una vez que se libera se encuentra crecido y no tiene límites. Ya no esta aprisionado a los géneros, sino que la mismísima expresión en todas sus formas se convierte en su hogar. Su ser se vuelve absoluto. Al igual que todos nosotros el surrealismo vive, y este simbionte es la expansión de la mentalidad humana, la ruta al inconciente. De esta manera crece junto con la humanidad.
Salir del encasillamiento de su genero es ampliar sus limites expresivos, es madurar… el cannafascismo es la maduración del surrealismo, el fin de su infancia y su entrada en la adolescencia.
Llamo al cannafascismo la adolescencia surrealista porque desde sus orígenes el surrealismo ha sido tratado con la misma calidez tolerancia y aceptación que tratamos a un niño, por otro lado la expresión surrealista liberada en todo ámbito (cannafascismo) traería una suerte de caos anarquista que seria rechazado y conflictivo para la cultura humana. La desdogmatizacion no estaría limitada al ámbito de los géneros artísticos como la pintura, la literatura o el cine, sino que se desplegaría desestructurando caótica y desvergonzadamente todo dogma o estructura social en la vida. Nuestro comportamiento seria tan inescrupuloso como lo es nuestro subconsciente cuando estamos soñando, y todo pensamiento resurgente de la profundidad de la mente seria expresado sin vergüenza ni reparo. El mundo se volvería un cuadro, una obra de arte, un sueño, un paraíso y un infierno. Esto seria un verdadero adolecer para nuestra cultura actual, una transición violenta y conflictiva, al igual que lo es la adolescencia en nuestras vidas individuales, ya que ese es el momento en que comenzamos a expresar los pensamientos propios que engendramos en la infancia, de esta forma comenzamos a chocar con la cultura generando traumas y frustración.
La era cannafascista (aunque posiblemente jamás lleve ese nombre) deberá enfrentarse con la frustración el trauma y desarraigo cultural. Es el precio por un renacimiento artístico permanente y estable que se libera con autonomía para seguir creciendo.
Seria esta la evolución del arte, su emancipación de la cultura, su independencia, su cambio de paradigma. Seria el surrealismo evolucionando de los géneros artísticos al género humano.
Una explosión de arte surrealista sobre la cultura humana seria también la explosión de luz tan buscada por los sectores espirituales, y también por los sectores del ámbito psicológico, aunque la posición de estos ante este despliegue de caos onírico sobre la cultura seria considerarlo un fenómeno patológico colectivo, una plaga de enfermedad mental. Sin embargo lo que ese fenómeno en verdad crearía seria un incremento ilimitado en la coherencia. Como forma de evolución liberaría el pensamiento a la fe. La fe es una forma de comprensión mayor, la fe no es esperanza, sino un entendimiento mas evolucionado, inmensamente mas sabio que la probabilidad y el raciocinio, es la visión de un ser fusionado con el universo.
Este camino al subconsciente y su expresión liberada e integrada, nos lleva a comprender las bases de nuestra estructura mental, en donde la fe es el origen inconsciente de nuestra fuerza de voluntad, la cual crea a su vez nuestra actividad racional… Todos nuestros dones poseen un pasado en la estructura psíquica, todos nuestros yoes pensamientos y sensaciones existen como civilizaciones enteras con sus antepasados, realidades y tiempo. Por esta razón esto resultaría también como un elixir científico para el psicoanálisis… una nueva revolución, un salto quántico, el humano comprendiendo y descubriendo el verdadero concepto de fe como una extensión y maduración de su propio intelecto explotado y trascendido… liberado, experimentándose como una gota de agua disolviéndose en un océano de sabiduría omnisciente y espontánea. El mismo oceano que lo creo. No obstante el proceso será difícil y rechazado como la protesta de cualquier adolescente…
El cannafascismo como la adolescencia de la expresión humana. Con toda propiedad se le podrá llamar cultura originaria, ya que comprender el inconciente es literalmente explorar nuestros orígenes y expresarlo concientemente es crear una cultura original, real, y no esta simple herencia de dogmas inconcientes. Nuestra expresión se volverá surrealista, espontánea, reproduciendo asociaciones caóticas e irrepetibles; instantes únicos para expresar sentimientos únicos; una dialéctica mas abierta, liberada, un entendimiento mas profundo que creara por medio de una conciencia absoluta de unidad individualidades únicas e infinitas repletas de diminutos detalles de expresión conscientes. Nuestro lenguaje evoluciona liberando todo nuestro cuerpo y mente a la expresión natural y espontánea, toda nuestra realidad se expresa de manera mas coherente y evolucionada, llena de múltiples detalles (misticismo para las mentes que aun no lo realizan). Visiones y telepatía son solamente un estado de comprensión mucho mas profundo proveniente de la aceptación e integración del subconsciente a la vida diaria. Cuando nos demos cuenta que en el mas profundo nivel inconciente todos somos idénticos, seguramente empezaremos a dejar de serlo en el exterior.
Dejaremos de vivir como robots uniformados y llenos de reglas expresivas, cada uno sera un universo entero de expresión, verdaderamente único e irrepetible. Un poeta científico, o un músico del cosmos, compositor de su propia existencia. El humano ya no será un humano, sino lo que imagine. Lo que decida con su plena libertad.

domingo, 21 de junio de 2009

YO, YO, YO Y YO + YO = YO. ECUACION SATORI

El mundo es como un escenario inmenso compuesto por una infinidad de personajes que dan vida también al mismísimo escenario. Nuestros yoes jamás son los mismos, solo se asemejan. Incluso el yo que era al comenzar a escribir este texto en la anterior oración ya ha desaparecido. La mas mínima variación en el pensamiento o estado de animo modifica a nuestros personajes, y el pensamiento subsiguiente continuando la misión del anterior mantiene la relación de coherencia. Poseemos civilizaciones enteras de distintos yoes construidos a su vez por infinidad de estados de ánimos, pensamientos e intuiciones distintas, que nacen y mueren en una fracción de segundo. De esta forma el pensamiento o la emoción que aparece luego es la sucesora del mando emocional, heredando la genética de su madre quien vivió en la fracción de segundo anterior. De esta manera se crean dinastías emocionales., cadenas de pensamiento que heredan sensaciones que se cronifican creando una emoción determinada. Nuestra cultura humana es un fractal de nuestra mente o viceversa. La cultura esta compuestas por nuestras identidades, las cuales a su vez están por compuestas por pensamientos y emociones que nacen y mueren en una fracción de segundo, sucediendo sus conocimientos a la emoción siguiente. De este modo nuestra sensación nunca es la misma, cambia miles de veces en un segundo pero se asemeja, porque forman parte de la misma raza o especie de sensaciones que invaden nuestra mente durante varios minutos. Imperios gobernados por distintas dinastías. Nuestras emociones fluctúan, pero duran al dejar sucesión de su genética, igual que nuestra civilización permaneciendo al suceder su cultura. La vida de cada uno es un segundo en la historia de la humanidad. Si sumamos todas las vidas presentes y las que han existido, cada una de ellas es un segundo o una pulgada en la construcción de la gran emoción, la cual se llama “civilización humana”. No podemos hacer mucho individualmente por la historia humana, ni por su futuro; y aunque lo lográramos, si nuestro paradigma mental es el mismo, si nuestros pensamientos, emociones, si nuestras ondas mentales siguen funcionando de la misma forma, cronificándose, imponiéndose, entonces estamos sujetos al mismo paradigma y lo que haríamos por el mundo seria similar a todo lo hecho anteriormente. Por lo tanto no hay nada que pueda hacerse por nuestra civilización. Pero podemos ser el margen de error, el microsegundo que falla, la pulgada averiada, simplemente modificando nuestro habito de pensamiento y emociones. De esta forma la cultura misma comienza a fluctuar... moverse, hacerse mas tenue, o temblar por microinstantes… como una emoción que no termina de definirse, que deja infiltrar una sensación opuesta hasta ambas disolverse en la homogeneización. Para que eso ocurra es preciso comprender la igualdad y correlación entre los polos opuestos para que ambos se reconozcan, amen y se disuelvan. Esta aceptación plena, esta identificación con el universo genera una expansión perceptiva (o expansión de conciencia) que nos lleva a observar la infinita relación entre el plano físico y psíquico... y la igualdad que existe entre uno y otro. Eso nos lleva a pensar que el plano físico es simplemente un reflejo macrocósmico de nuestro reino psíquico… y al revés. La aceptación e identificación perfecta con los amenazadores opuestos nos libera… ya que toda sensación es generada, alimentada e intensificada por una resistencia hacia su opuesto. Todo temor también es siempre generado por un opuesto que amenaza. El viaje a la profundidad psíquica no encuentra limites ni restricciones cuando los temores desaparecen… y cuando estos se van es porque la guerra ha terminado, los opuestos han desaparecido. Desmantelarse en la existencia es ser consciente del uno. Ser consciente de esta unidad (y no ser creyente de la unidad) es poder contemplarla y crecer en la liberación hacia la contemplación cada vez mas profunda e ilimitada del veloz, efímero e inexistente funcionamiento de los yoes;  la separación inexistente entre uno y otro, los trazos ilusorios e indefinidos de individualidad… las caóticas relativas e indefinidas fronteras entre un pensamiento y el que lo sucede en el segundo posterior… el espacio entre tus ojos y tu monitor como parte de tu mismo cuerpo, su luz colisionando con tu vista, uniendo polos, revelan que son un mismo ser, un mismo cuerpo unido… y que cada micropensamiento es un fractal de nuestra historia en la tierra y de la historia de la humanidad, y de la historia del universo. Idéntico, exacto. Sus supuestas diferencias son solo el reflejo de nuestra ignorancia, nuestra inconsciencia , nuestro sueño… La unidad es un viaje hacia el infinito, ya que solo se descubre (y por lo tanto solo existe) transitando el mismo, volviendose conciente de el… Por eso el uno se construye/descubre viajando, y se viaja aceptando, disolviendo en la comprensión la ilusión de los opuestos. De esta forma se desmantelan las dictaduras de los yoes que perduran demasiado. El miedo desaparece en la aceptación de sus enemigos psíquicos… uno viaja mas veloz y mas profundo = mas conciencia de unidad.

viernes, 26 de diciembre de 2008

SINESTESIA EN EL ARTE

dibujo: ariel



El limite de la mente es la relatividad y la paradoja... al alcanzarlas esta se trasciende a si misma y se experimenta un estado de liberación mental, la mente deja de ser mente para convertirse en un fenómeno de proporciones cósmicas. Si bien este fenómeno cósmico sigue siendo una interpretación de la mente, esta ha dejado de existir como una serie de pensamientos humanos unipolares, alcanzando un estado de identificación con toda la materia y modalidades de conciencia que existen en el universo. Un estado sinestesico.
La paradoja es encontrar un sentido superior en las contradicciones... la mente se contradice a si misma y despierta de la ilusion fabricada por la fuerza gravitatoria de los polos...
De esta forma se obtiene un satori. La mente en un auto boicot, superando su velocidad permitida, fusionándose con el universo


SATORI EN EL ARTE

El arte no debe estar condicionado por el genero, sino que debe trascenderlo. Si este no lo trasciende, entonces ¿cual es su verdadero sentido artístico? El género es la prisión de la expresión. Es por eso que la abstracción del arte es tan importante hoy en día. La expresión artística manifiesta en pintura, actuación, cine o literatura, no puede llamarse arte a menos que trascienda el género en el que ha sido encasillada. Estos carceleros son los policías de nuestras obras, los controladores, los jueces. Si no obedecemos sus reglas todas nuestras obras son desvalorizadas. Somos prisioneros de la fotografía, la “literatura”, la pintura y la música. Por más grande que esta prisión sea el espíritu artístico debe rebasarse de estas reglas. El verdadero sentido del arte se expande sobre toda forma de control, despierta sobre todas ellas y a decir verdad no existe nada que pueda sujetarlo. Nuestros cuadros se convertirán en música. Nuestras canciones en películas, nuestras películas en libros, y nuestros libros se convertirán en cuadros.
Muchas veces he recibido malas criticas sobre mis cuentos y demás obras “literarias” resaltando precisamente la cantidad de errores de redacción. Se que algunos las consideran pésimas obras literarias, y seguramente lo son... un caballo también seria una pésima cebra. Cuando alguien critica algún cuento que haya escrito simplemente respondo que no es un cuento… son canciones o pinturas. De hecho a lo que menos me he dedicado en toda mi vida es a escribir. No existe nada mas aburrido que la literatura.
El condicionamiento al que nos introduce el género debe ser erradicado por medio de la sinestesia en la expresión artística
Cannafascismo es una escuela de arte y ciertamente no es otra cosa. Es probable que al principio a muchos les cueste deformar el género que están usando para expresarse... es posible que no logren trascenderlo. Tendrán que convertir su libro en notas musicales, sus canciones en una obra de teatro, o hacer que en su obra se combinen varias categorías en simultáneo. El género no puede ser su amo, nada puede condicionar a nuestra obra. Todo lo que entra en contacto con ella se desintegra la misma. La libertad de la expresión jamás debe encontrar un límite, sobre todo si nuestra expresión alude a la libertad.
Los géneros que nos oprimen han envenenado, consumido y finalmente aniquilado la expresión artística dejándonos conquistados en un mundo lleno de supuestos “artistas” y sin ninguno de verdad. Y cuando uno real aparece solo se pierde entre la multitud, entre la inmensa bola de ruido homogéneo que proviene del snobismo. Que fácil resulto destruir la amenaza revolucionaria del arte. Solo tenían que hacernos creer que tocar una guitarra y estudiar cine o pintura nos convertía en artista. Están enseñándonos arte en los mismos lugares donde nos convierten en arquitectos, economistas y abogados... las universidades. Como si la expresión pudiera enseñarse. Ellos solos nos enseñan los límites de nuestra prisión, las reglas del género. Nos dan a luz en una celda y se jactan de habernos dado el don de la vida. Cannafascismo enseña arte como destrucción del arte, como trascendencia del género y sus reglas. El cannafascismo quiere que despierten ante la armonía de un sonido inarmonioso.
Durante los últimos años en buenos aires parecería que todo el mundo se ha convertido en artista; el mismo gobierno fomenta la expresión auspiciando decenas de exposiciones todos los meses e incentivando a la juventud a expresarse. Por supuesto, esta se ha convertido en una excelente forma de disolver y destruir la amenaza que constituye la verdadera expresión revolucionaria. Convirtiendo a la “revolucion” en la queja de cualquier estúpido que logra combinar notas con un instrumento.
Los últimos años han aparecido miles de bandas de rock en el under de buenos aires. Ya casi son mas quienes tienen una banda que quienes no, y aun así todavía no he escuchado una sola de ellas a pesar de haber estado de pie en sus recitales. No he oido música ni ninguna otra cosa. El arte se ha convertido en una forma de alimentar nuestros egos y la revolución en una manera de hacernos sentir intelectuales.
El género literario, cinematográfico, musical y demás, encasilla el arte hasta destruirlo por completo. Censuran la revolución legalizándola en una categoría. Dándole luz verde a nuestra expresión controlan el transito de nuestro espíritu encerrándolo en el autopista del sistema con acceso limitado y controlado.
El problema... lo diré una vez mas... es la prisión del género, este nos da la posibilidad de ser reconocidos, convertirnos en estrellas de rock (por ejemplo). Mientras busques alcanzar la expresión artística a través de estos jamás vas a lograrlo. El cannafascismo recomienda que si no logras llevar a la sinestesia a tus géneros, si no podes contradecirlos hasta unificarlos y perderlos, entonces no utilices ninguno de ellos. Mejor empeza por usarlos todos juntos y poco a poco en la cotidianeidad de la vida. Mas vale ser un verdadero ejecutor de arte entre tus amistades y conocidos que ser un falso artista esclavo de un género, dándole basura al espectador y destruyendo el “arte” en si. En tu devoción religiosa a los egos artísticos te convertís en un enemigo del arte y la revolución. Así que mas vale que comiences humildemente, honestamente, verdaderamente, siendo un actor, un cuentista, un músico y un pintor de la vida. Eso es infinitamente más valioso.
Si tenes una banda, o sos un escritor, pintor o director de cine... cualquier cosa que creas ser, no te culpo, se que existen quienes se han encargado de engañarte. Nadie puede considerarte mas que una victima. En otra época nos han incentivado a defender la libertad, y en la segunda guerra mundial ha estado lleno de soldados voluntarios. Hoy en día te han motivado a inclinarte por el arte. Nunca vas a ser un artista aunque lo seas... o sos un profeta destructor del falso arte o sos un snob esclavo de los géneros, adicto a tu titulo de “artista”. Y todavía no he visto más que algún que otro profeta por ahí, perdido, frustrado por culpa de los egos hipócritas de los falsos artistas. Es hora de que reconozcas que mataste a tus propios héroes queriéndote convertir en uno por tu propia satisfacción. En tu ignorancia egoica te convertiste como siempre en tu propio dictador. No sos más que un peón, un soldado voluntario inconsciente peleando una guerra que no existe. En otra época te enviaron a pelear por la libertad pero ignorabas que ibas a una guerra cuyo único fin era defender los intereses de algunas pocas personas y destruir la libertad para siempre. Ahora te envían a defender la expresión, el arte, pero el verdadero fin es destruirlo. Otra vez te han engañado y siempre seguirán haciéndolo, porque siempre vas a seguir estando dormido. Así que si sos un supuesto “artista” te aconsejo que tomes todos tus escritos, todas tus grabaciones, filmaciones y pinturas y los tires al cesto de basura... te aseguro que esa será tu mejor obra. El día que puedas realizar ese acto el cannafascismo te reconocerá como un verdadero artista, del desapego y de la “locura”... de la cordura superior, del reconocimiento... un revolucionario, un héroe anónimo, un espíritu puro y salvo. Entonces el cannafascismo florece con todo su sentido artístico dentro tuyo, por primera vez vas a sentirte verdaderamente libre, expandido, famoso y reconocido, no por unas cuantas mentes lobotomizadas, sino por los ojos abiertos de toda la existencia. Este es el heroísmo, el auto boicot de un revolucionario, mientras que el otro es el falso heroísmo de un soldado voluntario, un defensor inconsciente del sistema igual a un soldado que cree estar peleando por la libertad cuando lucha precisamente por lo contrario. Hablas a favor del arte mientras en verdad solo contribuís a destruir y confundir el sentido artístico con tu condicionada y acobardada expresión refugiada en un género que convierte tu ideal en una simple protesta desterrándolo de toda posibilidad de revolución. Permitiéndonos expresarnos a traves de una “obra artística” congelan nuestros ideales y emociones, y los devalúan. Llamándolo obra literaria, musical o cinematográfica, limitan, frenan y asesinan el corazón de nuestra verdadera obra. Nuestra revolución queda abalada, paralizada en un libro o una película, justificada, legalizada, permitida, cuando nuestro corazón anhela mucho mas que quedar encerrado entre dos tapas. Cuando el sistema da luz verde a nuestra expresión revolucionaria significa que la misma esta siendo controlada... peor aun, nuestra expresión es acarreada como una oveja ignorante, llevada del pastizal al corral y del corral al matadero. La obra del “artista” tiene que romper la prisión del género en el que ha sido encasillada y mantenerse siempre en una intimidante ilegalidad.

Hace algo artístico... volvete loco. Renuncia a tus obras, renuncia al género. No importa cual sea tu banda, tus películas, tus libros, solo espero que fracases, espero que jamás lo logres... te aseguro que ese es mi mejor deseo. Quiero que seas arte, pero jamás un “artista”. El arte es despertar...

Expresándose con honestidad absoluta y paradojica en la cotidanediad de la vida se trasciende la prisión de los géneros. A cada instante y en cualquier lugar tendrán que expresarse, actuar, contar una historia, hacer música, improvisar constantemente y espontáneamente, de esa forma se destruyen las limitaciones... el arte se expande por la vida disolviendo nuestra identidad. Uno se convierte en un loco... en una cancion, en una historia, en un personaje, en un dibujo de colores. El género deja entonces de ser la única forma en la que podemos liberarnos, expresar nuestras locas ideas y desenfrenar nuestras locas emociones. La vida será la única categoría que necesitemos. El único escenario, la birome y el instrumento. Aunque estén en familia o en el trabajo, en cualquier sitio tendrá que manifestarse la expresión artística en forma pura y absoluta. No podemos condenar el arte a la rigidez de una obra, congelarla y preservarla como a una cosa muerta, que vivió una vez para quedar plasmada en un papel o en un disco. Solo están momificando su potencial para seguir contemplando y adorando algo que ya ocurrió. No vuelvas a la vida durante unos pocos minutos al día. No uses un vehículo para estar vivo, que la vida sea el vehículo y que cada cosa que con la que tomes contacto sea el instrumento. Solo entonces uno esta listo para usar un género sin ser su esclavo, romperlo, sabotearlo y trascenderlo. Solo entonces nuestra música, literatura y pintura también serán honestas al expresar la libertad.


Una verdadera obra debe mantenerse desprogramada para así también desprogramar a los demás

sábado, 8 de noviembre de 2008

EL FIN DEL PAGANISMO. LA ALQUIMIA DE LA MASTURBACIÓN DIVINA. HACIENDO EL AMOR CON LA VIRGEN MARIA


La humanidad lleva demasiado tiempo sumergida en el paganismo... y estoy refiriéndome especialmente a la religión cristiana. ¿ Acaso existe algo menos cristiano que el cristianismo? El Jesús del cristianismo es verdaderamente un falso dios.
No estoy diciendo que el Jesús de la Biblia no sea el cristo, estoy refiriéndome al cristo que la gente adora como un dios pagano ya que no es más que un dios construido a través del miedo y la hipocresía. Millones de personas alrededor del mundo elevando sus oraciones de temor... tratando de engañar a dios.
Cada vez que alguien conversa con dios, cambia su expresión habitual por una expresión más humilde, una expresión de arrepentimiento, una imagen de inocencia y pequeñez... intentando convencer a dios de que aquella es su verdadera identidad... un minuto antes o un minuto mas tarde estarán halando con alguna persona con una expresión totalmente distinta. Cristo es uno con el universo, esta en todos los seres pero las personas se han empecinado en darle una forma determinada y han caído en paganismo.
Lamentablemente la única practica espiritual que el cristianismo conoce es la de lamer los genitales de dios alevosamente, sobar su ego... como si este necesitara que lo hicieran sentir grande y hermoso. Las personas hacen esto con la única finalidad de obtener de el algo a cambio. Como vivimos en una sociedad capitalista todo tiene un costo dentro de nuestra estructura psíquica... “la dualidad del trueque”. Claro, dios no es la excepción para nosotros, sobre todos para quienes confían en el sistema político. Debemos pagarle a dios para recibir algo a cambio y la moneda mas valiosa es nuestra hipocresía... al ser abstracta esta ha sido confundida con nuestro espíritu durante miles de años. Nuestras oraciones son como avisos publicitarios. La idea es intentar convencer a dios de que estamos conscientes de su magnificencia, de su realidad, de su bondad. El momento de orar a dios es el momento menos espiritual del día. Podemos mentir diciendo que estamos agradecidos por todo lo que ha hecho por nosotros, hasta podrán decir que no quieren nada de el... cuanta humildad. El dios del cristianismo esta más sucio que nuestros políticos... un dios creado a imagen y semejanza del hombre... un dios pagano, hipócrita, que nos dice ser puro amor cuando solo reclama que se la chupes asquerosamente. Es un dios enfermo y lujurioso, que solo existe como opuesto de nuestro infinito temor y pequeñez. Nuestro infinito temor y pequeñez son parte de nuestro ego, la polaridad negativa, mientras que nuestro falso dios es la polaridad positiva... un ser inmenso y divino separado de nosotros mismos que nos mantiene infinitamente pequeños y temerosos y nos alimenta con la esperanza de que algún día llegaremos a ser como el... “la escalera al éxito”, una mentira que nuestro sistema proporciona para seguir teniendo un fila de esclavos ordenada de mayor a menor.
Si sos cristiano o tuviste un pasado cristiano, el cannafascismo quiere invitarte a descubrir la verdadera iglesia cristiana... el verdadero cristo... pero antes de hacerlo es necesario que te quites toda esa porquería que traes encima, todo ese temor y ese respeto hipócrita, en donde no se puede blasfemar contra los símbolos divinos. Todas las cosas son divinas, así que no blasfemes en contra de nada... pero quizás debas hacerlo con aquellos símbolos que te han condicionado. Cuanto respeto hipócrita sigue teniendo uno por los símbolos de su religión... incluso cuando uno se ha desligado de ella sigue respetándola, el temor permanece. El mismo dios del miedo nos sigue invadiendo. El cannafascismo enseña blasfemia como desarrollo espiritual. Realiza arte con tus temores ridiculizando la imagen de tus dioses paganos. Ensucia sus imágenes, profana su nombre. Hace chistes en el que pones a tu “dios” en ridículas y humillantes situaciones sexuales. O simplemente hace lo que se te ocurra. Cuando puedas burlarte de todas tus ex creencias serán realmente ex creencias. Mientras sigas “respetándolas”, tu conducta religiosa sigue teniendo vigencia.
El dios verdadero estará muy contento de verte liberado de antiguos símbolos paganos.
La Biblia dice “No adoraras a un falso dios”... pero aun así todos sus lectores lo han hecho. Cristo no es su cuerpo, su imagen, su nombre... la identidad de cristo es el amor. Adorar su forma fisica estando llenos de miedo no es tener fe, no es conocerlo; es venerar a nuestro propio miedo, el verdadero opuesto de Dios. Solo el amor puede ver a cristo, conocerlo y experimentarlo.


MASTURBACIÓN, MEDITACION. SEXO CON DIOS

Cuando uno esta liberado de antiguos residuos de respeto muerto... cuando la religión de la hipocresía se elimina por completo, el verdadero amor comienza a nacer en nuestros corazones. Y nuestra reconciliación con dios en una oración honesta comienza a hacerse posible. Pronto la divinidad no se pone por encima nuestro como un rey tirano; no nos hecha en cara su superioridad, ni nos censura en ningún sentido. El reino de la represión y la vergüenza de Adán y Eva desaparece para darnos nuestro lugar otra vez en el paraíso El verdadero símbolo de nuestra antigua creencia se revela... llega a nosotros con la dulzura de la igualdad para fusionarse como un simbionte... Hemos vivido separados infinitamente de dios durante todas nuestras vidas. Uno solo era un pequeño pecador y nuestro dios un inmenso santo divino... Si ese era nuestro verdadero dios, ¿por qué nos mantenía tan lejos? Ese siempre ha sido el dios del ego, la ilusión de comparación; el reino de las diferencias, la guerra, la unipolaridad. Dios ha tenido tan poca relación con nosotros como la tienen una esvástica y una hoja de marihuana.
En su meditación / “oración verdadera” comenzaran a ser honestos con su amor hacia dios y a sus seres divinos... y estos comenzaran a acercarse verdaderamente a ustedes. En las meditaciones orientales experimentamos un amor sereno sin pasión, una fusión desapasionada con la divinidad, pero el cannafascismo no exige que seas un gran meditador. Los occidentales que hemos llevado una vida de cristianismo pagano o un ateismo cristianizado tenemos nuestra capacidad de amar completamente destruida tras la lobotomía que hemos padecido durante toda nuestra vida. Sin embargo siempre hay maneras de regenerarnos. Nuestra sexualidad contiene suficiente energía como para desatar nuestro amor. La comunicación que encontramos con nuestros juegos eróticos nos conduce a entregarle nuestro corazón a la otra persona. La revelación en la intimidad, la liberación de confianza en el sexo, la explosión de energía en un orgasmo nos conduce a la fragancia embriagante del amor. Mientras más amorosa y potente es nuestra experiencia mas divina se torna.
En esta meditación tendrán que hacer el amor con sus seres divinos. Si hay influencias cristianas deberá ser con la virgen Maria, si sos mujer u homosexual tendrá que ser con Jesús a menos que estos no sean tus referentes divinos.
El motivo de esta meditación es alquimizar la masturbación pagana convirtiéndola en puro amor... modificar nuestro habito condicionado por el estúpido porno descerebrado abalado por sacerdotes que desean que solo gocemos de un sexo frío. El Dios del catolicismo condena la sexualidad, por eso cuando tenemos relaciones sexuales evitamos pensar en dios, jamas hemos tenido sexo con el... por el contrario, intentamos alejarlo lo mas posible... llevando nuestro sexo a la brutalidad, frialdad y oscuridad. En nuestro temor consciente o inconsciente a sentirnos pecadores hemos negado la asociación entre el deseo y el amor y los hemos separado infinitamente uno del otro ... ya que nuestros referentes mas puros de amor como la virgen Maria (por ejemplo) nos enviaría al infierno si quisiéramos tener sexo con ella. Esa es una perversa puta reprimida católica, pero ninguna santa. La verdadera virgen Maria es santa, y puro amor, en ella la naturaleza fluye, no hay discriminación, no hay castigo. Su ser esta trascendido de la sexualidad, pero ella comprende nuestra inmadurez; sabe que somos muy sexuales y que necesitamos experimentar el amor de esa forma; de hecho es el gran problema de nuestras vidas. Maria no desea más que verte feliz y superado de ese tonto trastorno. Ella desea jugar con vos, en tu cama, besarte y amarte para curarte de una buena vez ese trauma. Sos un pervertido sexual, frío y sin amor porque llevas toda tu vida escapando de este; huyendo de hacer el amor con la chica mas hermosa que jamás haya existido, la mas pura... Separaste a tus dioses del sexo por creer que tu deseo es sucio... por eso tu sexo se volvió aburrido y esta adicto a fetiches, vicios, perversiones. Si penetras a la virgen todos tus fetiches se vuelven limosna. La experiencia sexual despierta de toda su ignorancia... los opuestos se unen. Escapando del amor, preso de tu miedo a volverte un pecador pervertido te convertiste en el verdadero pecador pervertido. Es tiempo de que regreses tu sexo a la pureza divina, superando todos tus temores y tabúes. La virgen Maria quiere darte ese hermoso regalo, decirte que sos dios y José... sacar el espíritu santo de tu interior. Quiere despertarte con su puro cariño. Ella te ama... quiere que logres satisfacer tu deseo y lo conviertas en amor; quiere que explotes en su interior, que te unas con ella... Maria no odia el sexo, sabe que experimentas con tu físico y que concebís la unión por medio de este en una poderosa forma. Conoce la densidad de energía que se manifiesta en tu cuerpo... ella también siente deseo, desea que ames y va a amarte como vos lo necesites, quiere que explotes, que acabes dentro suyo y que ambos caigan embriagados en la sinestesia del amor, en su fragancia, en el divino enchastre de la naturaleza... ¿te imaginas a Maria traumada o asqueada a causa de tus fluidos?... que poco amor tendría... ella ama tu semen, sin ninguna inhibición, sin ningún condicionamiento. Lo ama con gracia e inocencia. Ama con dulzura y alegría el sabor de la naturaleza. Tus fluidos son hermosos naturales e inocentes para ella.
Seria la única mujer que jamás fingiría, sino que disfrutaría con amor y ternura de todo lo que hagas, seas dulce o enérgico ella te recibe entre sus piernas con su ternura... quiere mostrarte que son uno, que son iguales y que hay que entregarse solo al amor y jamás al miedo. Cuando vayas a ella, esta va a recibirte, no va a discriminarte; eso solo lo hacen quienes escapan al amor, quienes tienen sus fetiches; cualquier otra mujer podría discriminarte. Maria quiere enseñarte otra cosa. No te juzga por tu deseo, por el contrario va a reírse con una risa hermosa y compasiva, va a seducirte entregándose a vos inocentemente, con toda su humildad, para que ya no te sientas inferior por tener erecciones y eleves toda esa energía en el verdadero amor. Esto es convertir la masturbación en meditación. En esta hermosa práctica vas a descubrir que con el tiempo tu capacidad de amar en el sexo se vuelve mucho mayor. Vas a poder encontrar el lado divino en tu pareja, penetrar en su yo mas profundo con un caudal de emociones y energía que jamás hubieras creído tener. Tu sexo se convierte en una constante experiencia mística, y los frutos de tu relación de pareja se transforman en cristo. De esta forma vas a ayudar también a tu pareja a conocer una manera de crecer juntos, en una verdadera armonía cristiana.
Si sos mujer u homosexual entonces tu masturbación puede ser inspirada por Jesús... Imagina a este ser divino, el cristo, un ser que podía multiplicar peces y panes y alimentar a miles de hombres, cuyos enfermos se curaban con solo tocar los flecos de su túnica. Imagina que tanto puede cambiar tu vida amándote con todo su cuerpo, penetrándote.
Orando, esperando y jamás dejándolo llegar estamos aun muy lejos hasta de los flecos de su túnica... es hora de dejarlo entrar... el no va a discriminarte, jamás pensaría que sos tonta o fea, el te ama con todo su corazón; no podes tener vergüenza, a el no hay nada que le parezca perverso, es la naturaleza misma , puede besar y amarte todas las partes del cuerpo. A Jesús no le da asco el cuerpo humano. Lo ama perfectamente.
A esta altura quiere que entiendas que dios es amor... y sexo... y que tu sexualidad pagana es una prisión sin llave en la que permaneces por miedo… tu miedo a terminar con los opuestos, tu temor a unir tus fluidos con al divinidad en una experiencia sexual. Es tiempo de que el sexo y la divinidad sean uno. Nuestros orgasmos poseen demasiada energía como para andar llevándola en la dirección opuesta. Ese camino de separación es el verdadero y único camino al infierno.
Hace lo que el cannafascismo dice... hace el amor con cristo en tu imaginación y vas a darte cuenta que tan estúpidas fueron todas tus lujurias grotescas, grises, sin imaginación... vas a darte cuenta que tan aburrida estabas, teniendo relaciones desde tu trauma. La única forma de liberar el sexo hasta ahora ha sido alejándolo de "Dios", ya que estando cerca de este había que negarlo por completo. Por eso corrimos hacia la dirección opuesta y nos llenamos de fetiches. Que la dulzura y el amor ininterrumpido sea nuestro más grande y único fetiche.
Lleva tu experiencia a la mas profunda psicodelia cósmica... hace el amor con el cosmos, con el infinito mismo... deja que te penetre la existencia, el cristo hecho hombre y explota en amor. Entrega tu carne a su disolución en un estallido de energía y tanto tu masturbación como tu sexo en pareja van a convertirse en pura psicodelia de amor. Poco a poco con la practica, al elevar el sentido de tu masturbación tu sexo se vuelve extremadamente cariñoso. Haciendo el amor con cristo en tu imaginación comenzas a fusionarte con el arquetipo de Maria y con el tiempo vas a ir entregándole a tu pareja un cariño divino y maternal que lo convertirá en la persona mas afortunada del mundo.
El cannafascismo cree que este tabú sexual es uno de los más importantes, uno de los condicionamientos más grandes que hemos tenido que enfrentar todos los occidentales, cristianos y ateos. La persona que no logre fusionar su sexo con sus arquetipos divinos jamás podrá experimentar el amor en forma plena, siempre habrá una división, una lucha interna entre el deseo sexual y el amor divino. Entonces uno jamás logra expandir su mente y su corazón en el sexo, por el contrario lo convierte en pecado dentro de su propia concepción del mismo. La vida se vuelve entonces traumática y miserable. Hemos sido condenados a la lujuria por nuestras propias religiones. Condenados a la pena y la infelicidad que esta nos trae. Mientras el verdadero deseo de dios es que amemos, de la manera en que podamos... lo verdaderamente importante es que activemos ese amor por la existencia. Y si la única forma en que podemos llevar a explotar nuestras sensaciones es por medio de un orgasmo entonces no tendrán que dudar en hacerlo. Hay muchas otras maneras, pero no van a servirte de mucho... lo que realmente importa es que rompas el miedo, que destruyas los tabúes, solo de ese modo tu amor, confianza y entendimiento, se vuelven verdaderamente honestos... y uno queda liberado en una autentica experiencia divina de amor.
Alquimiza tu energía sexual, entregasela a dios y a sus santos. El amor reclama tu sexo, ya que tu adicción a este, tu ignorancia y ganas de descubrirlo llevan a dedicar tu vida a el. Vas a estudiar para tener sexo, vas a convertirte en estrella de rock, en deportista, en estafador, abogado o medico solo para experimentarlo. Tu sexo ignorante te condena a una vida de ignorancia, en la que incluso ignoras que haces todo por este. Tu sexo en amor te libera a una vida de amor.
Si tu vida no es más que una excusa para experimentar tu sexualidad entonces dale tu sexo al amor, daselo a Jesús, daselo a la virgen, permitiles que te muestren el paraíso. No seas un niño inmaduro, perdido en perversiones como el sadomasoquismo, la zoofilia, escapándote del sexo puro con la divina virgen Maria.
Separando tu supuesto deseo “sucio” del amor caíste en una gran confusión, en un laberinto de incertidumbre. Perversiones sin sentido. Buscándole un sitio a tu sexualidad quizás terminaste queriendo penetrar a un animal... ¿Es mas agradable penetrar a un animal que a la virgen? ¿Dónde dejaste tu cerebro? ¿En que te convirtieron? Aun así, no importa, si te gusta penetrar animales al menos hacelo con amor y tu cerebro regresa instantáneamente. Quizás puedas convertir a tu perro en una deidad mitológica. Cada cual sabrá lo que le conviene. Solo asegúrate que la experiencia sea puro amor. Sea cual sea la imagen que elijas tendrá que ser el arquetipo del amor dentro de tu estructura psíquica.


Tu vida social, tus yoes y tus creaciones son solo una excusa para experimentar tu sexualidad, mientras intentas encontrar el sentido de la misma.
El cannafascismo es igual a vos, busca un sentido a su sexualidad
Un cannafascista escribe, hace música o cualquier tipo de arte solo para tener sexo, al igual que todos ustedes. La diferencia esta en que el sexo muerto de ignorancia no nos satisface... hemos trascendido la "zoofilia", no queremos acostarnos con tu primitivo sentido de la hipocresía, con tus orgasmos fingidos... deja todo eso para tus oraciones en la iglesia. Yo soy el verdadero dios. Solo recibo tu verdadero amor. Por eso un cannafascista realiza su arte no solo para seducirte sino también para elevar tu estado de conciencia ya que de otra forma no le interesarías sexualmente. El sexo nunca ha estado separado de nuestro amor y nuestra labor divina. Si ustedes creen haberlos independizado, eso se debe solo a su ignorancia.
Recibi el mensaje del cannafascismo, dejate seducir por el y expandí tu conciencia... convirtámonos en una sociedad de cristos y marias unidos en un sexo del amor mas puro que existe en nuestro mundo... el amor entre madre e hijo, en el maravilloso milagro del incesto divino.
Nuestro amor hacia nuestros padres e hijos también es sexual. Pero como somos seres unipolares moviéndonos de un opuesto a otro al venir del sexo de nuestros padres negamos todo deseo hacia ellos. Nos separamos infinitamente de nuestro origen. Somos solo el sexo de nuestros padres, el choque, la unión, el deseo, combinándose infinitamente, haciendo el amor por siempre en nuestra combinación genética. Por esa razón negamos el deseo hacia ellos respetando la ley de polaridad dualista que nos rige en nuestro sueño humano, las leyes de nuestra estructura psíquica.
En nuestras experiencias transpersonales al entrar en profundidad o regresar a la infancia vamos haciéndonos cada vez más conscientes del amor sexual hacia nuestros padres, vamos reconciliándonos con ellos, también hacia nuestros hijos... esto no significa que todos deban comenzar a seducir sexualmente a sus padres e hijos pero seria productivo que se hagan cargo de ese deseo reprimido y lo lleven a la superficie. No es necesario ni aconsejable que tengas sexo con tus progenitores, sino simplemente que te hagas consciente de este deseo. Esta conciencia lograra hacer que te reconcilies con vos mismo, ya que sos la mezcla perfecta entre tu padre y tu madre. Tu sexualidad encuentra entonces un lugar menos conflictivo en tu mente, una liberación. Al aceptar que deseas a tus propios padres, comenzas a considerarte también un ser deseable, comenzas a valorarte y liberar tus encantos y atractivos. Ya que al negar el deseo por tu madre o padre censuraste el 50% de tus encantos debido a que negaste desear la mitad de tu cuerpo y mente. Un heterosexual masculino se identifica con la masculinidad de su padre y debe liberar el deseo por su madre enamorándose de ese modo de sus propios encantos femeninos latentes en base a los cuales el mismo esta hecho. Un heterosexual femenino se identifica con la femineidad de su madre y debe liberar los deseos reprimidos por su padre enamorándose de sus encantos genéticos masculinos latentes. No sos otra cosa más que tus padres hechos sexo, deseándose uno al otro. Sos una construcción de deseo y con algo de suerte quizás de amor. Armonizalo, no niegues nada que ocurra en tu mente.
Si aun no lograste liberar el deseo por tus padres mas que en sueños, semi vigilia o efímeras extrañas modalidades de conciencia involuntarias, entonces este permanece reprimido en tu subconsciente. Esta meditación de insestuosidad divina, este amor entre la madre y el hijo de dios podría resultarte algo difícil de aceptar. Aun así el cannafascismo aconseja que lo intentes con absoluta y total confianza.


Tu sexo pagano es el que adora tus fetiches... tu sexo en amor es el sexo que adora a dios